domingo, 6 de mayo de 2012

ENTRE LOS DÍAS Y HORAS

Entre  los días y horas de mi alada estancia,
no pregunto al soñar cuando la noche duerme
ni al mirar las estrellas con su luz abierta;
ni le insisto al pasar que la flor se despierte,
si en su olor de colores me acerco muy cerca;
sólo miro, tan solo escucho el cantar breve,
que en el trino del pájaro su amor recrea
                                                                             a mi paso: ¡silencio...que se expresa leve!

No hay comentarios:

Publicar un comentario